NOTA COMPLETA A TAYLOR HAWKINS PARA MODERN DRUMMER

Taylor Hawkins. Photo By Alex Solca.

Taylor Hawkins es un embajador del ROCK. Producto y fanático de la cultura musical de los 70 y 80, su amor y comprensión del funcionamiento interno de legendarios como Queen, The Eagles, Fleetwood Mac y Electric Light Orchestra lo hacen perfecto para Foo Fighters, la gran banda de rock alternativo, fundada y liderada por Dave Grohl, otro baterista de talla mundial, con quien Hawkins comparte muchas cualidades artísticas.

MD: ¿Desde dónde nos estás hablando, Taylor?
Taylor: me estoy escondiendo de mi familia para que podamos hablar. He estado paseando en mi bicicleta, tratando de encontrar un buen lugar.

MD: ¿Entonces estás en el sur de California?
Taylor: estoy en Laguna Beach, donde crecí. Estoy justo enfrente de la casa de mis padres. Ya no viven allí. Pero aquí es donde tuve muchos de mis primeros recuerdos musicales. Solía ​​sentarme en la acera y pensar en la música. Recuerdo haber tenido dieciséis años y estar sentado aquí, fumando cigarrillos a escondidas, soñando con tierras lejanas … y algún día estaría en Modern Drummer . ¡Ahora estoy hablando con Modern Drummer!

MD: Concrete and Gold es como Foo Fighters haciendo un disco de Taylor Hawkins. Al igual que muchos de sus discos, hay un enfoque real de los años 70 en algunas de las canciones.
Taylor: Es gracioso que digas eso. Este es el primer disco en el que hemos usado una computadora. Y cuando se los mostré a varias personas dijeron: “Wow, este es el disco más 70 de la banda”. Lo curioso es que los últimos dos discos que hicimos fueron de estilo años 70, grabados en cinta. Esta vez decidimos utilizar más trucos que puedes hacer con estas increíbles plataformas de grabación que tenemos ahora. Así que me parece irónico que realmente pensáramos que estábamos haciendo un disco moderno y todos decían: “¡Esto es rock de los 70!”. Y estoy genial con eso.

MD: Escucho a los Beatles, Cheap Trick, ELO, Alan Parsons Project, Thin Lizzy …
Taylor: lo tomamos todo.
MD: Incluso The Eagles, en …
Taylor: … “Sunday Rain”. Esa es la canción donde canté. Es gracioso, porque comencé a poner capas de armonías sobre eso, y [el productor] Greg Kurstin dijo, “Sabes, eso suena como The Eagles”. Aprendí a cantar la armonía en la parte trasera del auto de mi madre, escuchando a The Eagles, escogiendo todas las diferentes armonías. Eso y Queen son como aprendí a cantar armonías. Muchas de las armonías multicapa en el álbum son de Dave solo. Pero cada vez que comienzo a acoplar armonías, sale como The Eagles. Eso es lo que tengo en mis entrañas, tanto en mi canto como en mi batería. No hay nada que pueda hacer al respecto.

MD: ¿ En qué pistas estás cantando armonías?
Taylor: “T-Shirt”, “Concrete and gold” , “Make It Right”, “Arrows” y una más. Y hago todas las voces en “Sunday Rain”.

MD: Fue “el sargento”. La mentalidad Pepper de volver a enmarcar a la banda en la mente de cualquiera?
Taylor: solo indirectamente. Cuando Dave vino por primera vez con la idea de usar Greg Kurstin como productor, yo había estado en su registro de Bird and the Bee. Es bonito. Y Greg tiene esta sensibilidad compleja pero pop. Lo primero que Dave dijo fue: “Veamos qué puede hacer con nuestro sonido”. Por lo general, somos como Motörhead y The Beatles, pero este es realmente Motörhead y Sgt . Pepper’s . Es difícil de balancear pero tiene esta brillante calidad, y lo que realmente le da esa sensación son todas las armonías superpuestas.

MD: Y algunas de las canciones son pop rock puro, como “Happy Ever After”.
Taylor: Eso tiene algo de Beatle y al final del día, solo tratamos de escribir buenas canciones. Espero que lo sean algunas personas me han dicho que les tomó un tiempo digerir totalmente el disco. Algunas personas piensan que este es el mejor que hemos hecho.

MD: Tocaste una gran variedad de tambores: tambores North, tomos de concierto, rototoms …
Taylor: Utilicé muchos tambores extraños en el disco y muchas baterías diferentes. Teníamos este estudio, EastWest, una enorme instalación de grabación, la primera vez que estuvimos allí. Alquilamos la habitación más grande y metimos seis baterías diferentes allí y pusimos micrófonos en cada tambor. Tenía un kit de cinco piezas recto, un kit de rock, una configuración gigante de bombo de tipo Bonham de 28 “, luego una configuración completa de Phil Collins con todos los timbales de concierto y un tipo de configuración tribal. Algunos sets se grabaron usando el sonido de la sala llena, algunos de ellos quedaron desconcertados, otros eran más Beatles y teníamos un viejo set Ludwig de los 60 también. También toqué un set de Masters of Maple, una especie de nueva compañía de aquí en el Valle de San Fernando.
Cuando estábamos listos para tomar las fotos de Modern Drummer, pensé: bueno, utilicé tantos drumkits diferentes en el disco, ¡montemos tantos tambores como podamos! Así que armamos la batería más loca posible. Y eso es lo que tenemos. Es un compuesto de todos los tambores que toqué en el disco. Dave vino después y dijo: “Amigo, tiene que tocar con esto en la gira.” Le dije: “Me encantaría, pero no creo que sea posible!” Tal vez Terry Bozzio podría tocarlo… [risas]

MD: ¿Dónde encontraste los tambores North y en qué canción los usaste?
Taylor: lo toqué en “Make It Right”. Los compré en eBay. Solo tenía que tener un grupo de tambores North. Siempre quise un set, ya que los veía como un niño. También compré una batería de Trixon. Era una compañía alemana; Creo que Ringo los tocó por un tiempo. Buddy Rich incluso tuvo un Trixon por un tiempo. Registramos eso un poco en el disco. Los bateristas de James Brown los usaron también. Vox y Trixon eran parte de la misma compañía. Los tambores de bombo Trixon se parecen a los hongos. Son geniales.

MD: ¿Qué otros tambores hay en la configuración gigante?
Taylor: Gran parte de los kits Gretsch que toqué en los últimos diez años. La mayor parte de ese kit es en realidad Gretsch y Masters of Maple.

MD: ¿Cómo suena un tambor North?
Taylor: Son tomos de concierto muy ajustados y rápidos. No son ruidosos en absoluto. Creo que hacen exactamente lo contrario de lo que se suponía que debían hacer, que es una de las razones por las que nunca despegaron totalmente. Y no son fáciles de configurar. Los llamo “el fondo de campana de los tambores”. Es difícil encontrar un lugar para colocarlos debido a la forma en que suena la parte inferior.

MD: Hay muchos sonidos de batería diferentes en el álbum. El bombo al comienzo de “Sunday Rain” es realmente retumbante, por ejemplo.
Taylor: Tengo algo que contarte sobre “Sunday Rain”. No soy yo quien toca la batería. Ese es Paul McCartney. Dave es amigo de Paul. Dave había hecho una especie de demostración de la canción. Es una especie de canción de los Beatles, con un ambiente de White Album / Abbey Road . Mantuve la batería realmente simple en la demostración. Luego Dave se fue para escribir las letras. Estuvimos enviando mensajes de texto y él dijo: “Necesitas una nueva canción para cantar”. Quería que cantara “Sunday Rain” y quería que Paul tocara la batería. ¡No hay problema!
Que gran músico es. Me encanta esa pista de batería. Cuando la tocamos en vivo adoptó un enfoque más Don Henley. La forma en que Paul lo tocó, es casi como la forma en que Stevie Wonder toca la batería. Es todo musical. Todos dicen “Voy a tocar este relleno aquí”. Nada de eso. Amigo, el tipo literalmente nunca había escuchado la canción antes. Entró, Dave tomó una guitarra y dijo: “Va así … verso, estribillo, puente … y luego lo haremos hasta el final”. Me quedé ahí parado con una baqueta. ¡Nunca, nunca había escuchado la canción antes! Él lo tocó dos veces; lo que escuchan en el disco es prácticamente la primer toma.

MD: ¿Cómo fue trabajar con él?
Taylor: Totalmente genial y muy generoso con su tiempo. Intentaba no mirarlo como si fuera Papá Noel. Y esa también es su batería, trajo su propia batería y le pidió a su técnico que la instalara. Es un kit Ludwig de los años 80. No es un conjunto de alta gama. Él tiene almacenamiento en Los Ángeles, así que simplemente apareció. También tiene una bolsa de platillos que ha coleccionado a lo largo de los años. Y cuando toca la batería, suena como él. Es un músico obviamente increíble, y su batería es única, pero muy real. Trabajó con Ringo todos esos años, y estoy seguro de que sus estilos se mezclaron.

MD: ¿Hubo un clic sonando por “Sunday Rain”?
Taylor: No. Hay algunas canciones que no tienen una pista de clic. “Sunday Rain”, “T-Shirt”, “Dirty Water”, “The Sky Is a Neighborhood”. No hicimos cuantización ni nada de eso. No puedes cuantificar cosas si no tiene una pista de clic, ya lo sabes. Todavía buscamos una gran sensación humana en las canciones. Es posible que hayamos hecho un cambio aquí o allá. Lo bueno de grabar con computadoras es que puedes moverte rápido. No hay autoajuste, aunque utilizamos las cosas en Logic que le permiten manipular el sonido. No tiene límites lo que puedes hacer ahora.
Sin embargo, esa falta de límites a veces puede obstaculizar un buen disco de rock ‘n’ roll. Y hemos estado fuera de ese mundo durante los últimos ocho años. Nos rehuimos de las computadoras porque hicimos este disco Echoes, Silence, Patience & Grace con Gil Norton, y él estaba en las computadoras para arreglar todo. Eso nos hizo alejarnos de la idea de usar una computadora y más bien captar la sensación humana. Creo que puedes hacer ambas cosas. Pero este disco cambió debido a las baterías y al ajuste de los sonidos de percusión. Tengo que ser honesto, hago mi pista de batería y listo. Luego volvería y escucharía cómo tratarían el sonido de un tambor, y eso me dejaría atónito. Greg y los ingenieros estaban haciendo una mierda loca.

MD24068106_1589187144505686_175594991252557125_n: Hay muchos sonidos inusuales, como la apertura de “Make It Right”. ¿Estás tocando con baquetas múltiples en una maleta o algo así?
Taylor: Eso es solo yo tocando a un retraso. Un palillo en un charles y una varilla en el tambor. Tocando un poco en línea recta pero con un eco de guitarra U2 / Edge en él, 16 notas, creo.

MD: A veces, Foo Fighters es como una banda de heavy metal pop, pero no importa cuán pesada sea la canción, pones a tierra la banda de una forma muy humana que un baterista de metal probablemente no haría. Y la batería suena más íntima que nunca en el nuevo álbum. ¿Es el espacio de grabación más grande, cómo se trató la batería…?
Taylor: Son todas esas cosas. Es el ingeniero, Darrell Thorp; son los diferentes tambores que usamos; y es mi amor por personas como Stewart Copeland y Roger Taylor. Y Dave tiene mucho que ver con las partes de batería. Si no le gusta el sonido de un plato, lo cambiamos. Está muy involucrado, pero sabe que tengo mi estilo. Amo a Stewart, amo a Alex Van Halen, me encanta Phil Collins, Stephen Perkins. Me gustan los sonidos altos y los sonidos agudos que mucha gente ya no hace. El disco suena más íntimo debido a la forma en que se grabó en muchos niveles. Es un disco tan amplio; cada pulgada está llena de sonido, pero hay una sensación de amplitud en las guitarras que permite que los tambores tengan tono. A veces, cuando tienes tres guitarras tienes suerte de siquiera escuchar los tambores. Pero los tonos de guitarra que generó Greg dejaron mucho espacio para los tonos de batería. Tal vez eso sea diferente de los últimos dos discos.

MD: el sonido de la batería es mas parecido a los de tus álbumes solista. Su energía, tono y espíritu se encuentran.
Taylor: Todos venimos de los mismos lugares musicalmente. Dave y yo amamos la radio AM cuando éramos niños. Y The police, Zeppelin, Queen, los Beatles, Soundgarden, esas eran cosas con las que realmente nos habíamos comprometido. Ambos pensamos que Matt Cameron es un maestro. Sin dudas es uno de los mejores bateristas del mundo, final de la historia. Chris Cornell fue uno de mis grandes héroes, y su pérdida es muy devastadora. Simplemente no puedo superarlo. El último disco que hicieron, King Animal, era una muestra perfecta a donde se dirigían como banda. Se clasifica allí con sus mejores discos. Matt y Chris juntos fueron una combinación mágica. Una gran banda. Estaban listos para hacer otro disco. Tengo cuarenta y cinco años, y si eras un músico de nuestro grupo de edad y oíste venir a Soundgarden, sabías, estos chicos son músicos serios con mucho corazón y alma.

MD: “T-Shirt” es una gran canción de apertura.
Taylor: Eso es muy abierto, grande y lento. Solo quería apoyar eso. No se pensó mucho en eso. ¿Qué haría Nick Mason [de Pink Floyd]?

MD: En “Run” hay guitarras Byrds y un sonido de caja de tambor masivo.
Taylor: estoy tocando un ritmo de merengue ahí.

MD: Al principio pensé que las dos primeras canciones eran una canción.
Taylor: Sí, es una especie de “We Will Rock You” en el enfoque “We Are the Champions”. [risas] Eso es todo en vivo.

MD: El groove de “Make It Right” es interesante, con las notas fantasmas y las variaciones de acento del tambor.
Taylor: ¡Realmente no es tan interesante! Supongo que el coro es más interesante. Estoy tocando literalmente, como, “When the levee breaks”. Pero todos los retrasos ahí crean esta sensación de “16 notas” de “Roxanne”. Suena complejo y ocupado, pero lo que estoy tocando es realmente simple. Es casi como “Walking on the Moon”. O “Loser in the End” de Queen. Al hacer la demostración, Dave quiso agregar demora a la guitarra pero accidentalmente la puso en la batería. Él trajo la idea y pensé que sonaba increíble.

MD: En el minuto 3:07 en “Make it Right”, tocás algo divertido. De los toms a los tambores North?
Taylor: Definitivamente toms, pero no puedo recordar si es un tambor North. Probablemente no. Son toms de 8 “, 10″ y 13″ y un tom de piso de 16″.

MD: El ritmo en “La Dee Da” suena hacia atrás. Tiempo de corte rápido, o 4/4?
Taylor: Es inusual, y cuando Dave me lo mostró, tardé un segundo -bueno, más de un segundo- en descubrir dónde está el 1. Y debo ser honesto, ¡todavía no estoy seguro! [risas]
Cada vez que tengo que hacer algo en un momento extraño, o una sensación extraña … el difunto, el gran Chris Squire me dijo que Yes nunca sabía en tiempo tocaban. Aprendieron música. Puedes enseñarle a un loro a decir algo. No tiene idea de lo que está diciendo; solo dice lo que le enseñó a decir. Bueno, no estoy seguro de qué está pasando exactamente en “La Dee Da”. Solo sé cómo tocarlo. Esa canción me recuerda a The Cramps en el coro; tiene ese cambio extraño. Pero no sé cómo contarlo.

MD: Al comienzo de “Arrows”, ¿es eso un tambor arreglado digitalmente?
Taylor: es un sonido de batería regular que Greg y Darrell ponen en su pequeño mundo extraño. No estoy seguro de lo que hicieron. Uno de los mayores trucos de Greg en este disco es su Roland Space Echo. Puso la voz de Dave en eso. Pero ese no es el sonido en “Arrows”. Creo que está distorsionado.

MD: “The Line” suena como una canción clásica de Foo Fighters.
Taylor: Sabíamos cuando la terminamos era como “Best of you”. No quiero decir que sea típico, pero tiene un sonido arquetípico de Foo Fighters.

MD: En general, cuando sabes que estás haciendo un álbum, ¿la banda ensaya?
Taylor: Oh, sí. Hacemos la sesión de demostración después de la sesión de demostración. Todas las canciones del álbum han sido reproducidas y grabadas y grabadas de nuevo. Grabamos diez versiones de “Run” antes de llegar a la versión final.
Dave hace una demostración rápida en su casa a veces. O él y yo nos reuniremos y hacemos demos. Entonces la banda hace un conjunto de demos. Luego, una semana más tarde, podríamos cambiar o volver a hacer una sección. Todo culmina en donde sentimos que las canciones son totalmente perfectas y están dispuestas de forma coherente para estar en el disco final. Hacemos un montón de trabajo de preparación. Pero hay algunas canciones, como “Dirty Water” y “The Sky Is a Neighborhood”, donde no hicimos ningún demo. Dave presentó una idea de canción; la aprendimos y la hicimos.

Taylor Hawkins. Photo By Alex Solca.

 

MD: ¿Qué significa eso, “el cielo es un vecindario”?

Taylor: no tengo idea. [risas] Le pregunté a Dave y me dijo: “No sé, amigo, estaba mirando el cielo y pensé que el cielo era un barrio”. Tal vez haya un significado más profundo y Dave no esté interesado en revelar eso. Le gusta que sea ambiguo para que cualquiera pueda interpretarlo por sí mismo.

MD: ¿Qué practicas ahora?
Taylor: No lo hago realmente. Principalmente practico con mi banda de covers, Chevy Metal. De vez en cuando toco el primer disco de The Police o Moving Pictures de Rush, Superunknown de Soundgarden. Canciones con un ritmo asesino. Realmente no practico tanto como debería.

MD: Fuera de la gira, ¿te mantienes? O cuando termina una gira, sentís que has tenido suficiente de la batería?
Taylor: Oh, no, no, no. Sigo adelante. Chevy Metal se convirtió en una gran industria artesanal. En general, lo que hago es interactuar y tocar con otros músicos.
Hace quince años, cuando estábamos en un hiato importante, un amigo y yo comenzamos Chevy Metal. Tocamos en pequeños restaurantes mexicanos. Ha crecido y crecido y ahora es mi banda lateral, mi batería. Dave tocó con nosotros un montón de veces. Tocamos en restaurantes y bares de sushi. Hacemos festivales de rock y shows corporativos. De vez en cuando en bares de Los Ángeles. Lo hago por diversión.

MD: ¿Exige algo diferente de los Foo Fighters?
Taylor: Exige mucho menos en cuanto a tomarlo en serio. Es simplemente divertido. Al mismo tiempo, podemos aprender una canción como “My Sharona” de Knack. Piensas, eso es fácil, puedo tocar eso. ¡Pero no es nada fácil! Esa es una canción muy difícil de tocar en la batería. Bruce Gary fue un gran baterista que no obtiene el crédito que merece. Él era un maestro. Se necesita mucho para mantener esa canción.

MD: ¿Qué consejo le das a los bateristas más jóvenes?
Taylor: Los niños siempre me preguntan, “¿Cómo puedo convertirme en una estrella de rock?” Les digo que escriban su propio material, pero también que hagan tantas canciones de covers como puedan. Cuando aprendes el funcionamiento interno de una canción como “My Sharona” o “Turning Japanese” de Vapors o “Let There Be Rock” de AC / DC o “Under Pressure” de Queen, estás aprendiendo a organizar las canciones. Y aprendes cómo los tambores hacen que una canción funcione.
También les digo a los niños: “Necesitas tanto tiempo en el escenario como puedas”. Si realmente quieres ser genial, toca todas las canciones que tu audiencia quiera escuchar. Eso es lo que hizo Van Halen. Comenzaron como una banda de covers.

MD: ¿Chevy Metal reemplazó a los Coattail Riders?
Taylor: Sí. Hice un disco llamado The Birds of Satan , que era una rama de Chevy Metal. También incorporamos Coattail Riders y mis cosas en solitario en Chevy Metal. Mis proyectos secundarios siempre se tejen y se mueven. Pero ahora mismo mi cabeza está en Foo Fighters, y será más o menos durante los próximos seis meses. Siempre estoy escribiendo y haciendo demos. En algún momento, después de que terminemos de girar con el nuevo disco, haré uno. Siento que tengo que poner una pequeña bifurcación en el camino, que tengo algo que decir. Foo Fighters están para apoyar las canciones de Dave. Pude escribir una canción en este disco, lo cual es increíble. Dave escribió la música de “Sunday Rain” y yo escribí todas las letras y el puente y la melodía.

MD: ¿Tenes un juego de batería en casa?
Taylor: tengo un par de sets en casa y un estudio de grabación básico. Ahí es donde grabé mi último disco solista, KOTA . Mi hijo es un buen baterista; él tiene un gran backbeat. Si él lo quiere, lo tiene. Podría decir. Y mi hija toca la guitarra. Es una casa musicalmente libre.

MD: Como músico que ha conquistado el mundo, ¿cuáles son tus objetivos?
Taylor: Hacer que Foo Fighters suenen mejor en vivo. Veo constantemente nuestros shows al día siguiente en YouTube. Siempre controlo mis tempos y descubro cómo hacer las cosas mejor y hacer que la banda suene mejor. Estoy en una búsqueda constante de una forma de perfección. Realmente nunca lo alcanzas.

MD: Dave es un gran baterista, pero no tiene lo que le das a Foo Fighters.
Taylor: Dave es un baterista mucho mejor que yo.

MD: Pero no serían los Foo Fighters sin tu ritmo natural, y eso realmente pasa a primer plano en Concrete and Gold.
Taylor: echa un vistazo a KOTA . Toco todo en él, las guitarras, la batería, el bajo y los teclados, con un poco de ayuda de amigos. La música es una continuación de los Coattail Riders, y tiene mi sonido vocal Eagles y Queen. Es mi voz y la forma en que pienso musicalmente. Es más básico, porque estoy tocando todos los instrumentos. Es menos inspirador en ese sentido, no hay solos de guitarra desgarrados.

MD: ¿”KOTA” es un acrónimo de algo?
Taylor: Rey de los pendejos. Hay un tema en el álbum,. Vivo en Hidden Hills, que está en Calabasas. Vivo con todos estos tipos extraños y nuevos ricos. Vivo al lado de los Kardashians. Soy un pez fuera del agua, y no sé cómo terminamos allí. Lo encuentro todo hilarante.

MD: ¿A dónde vas en tu bicicleta?
Taylor: voy a surfear. Voy a saltar al agua; las olas son geniales los últimos días. Atraparé algunas olas. Espero que mi hijo ya esté allí. Está en Thalia Beach; es donde crecí surfeando. He estado surfeando desde que era un niño. Solían llamarme “Hawkins Spazz” mientras bajaba por el agua. “¡Aquí viene Hawkins Spazz!”

Entrevista: Ken Micallef | Fotos: Alex Solca