Nate Mendel para Newsok (Mayo 2011)

480453_321603781264035_1623719404_n

Noah Mendel, el hijo de Nate, critica rotundamente los últimos álbumes de Foo Fighters.
Cada vez que su mama pone un tema de “Echoes, Silence, Patience & Grace”, el hijo del bajista, Nate Mendel, no hace más que taparse los oídos y gritar: “Mamá, apaga eso, ahora!”

Pero eso fue en el otoño de 2007 cuando Noah tenía 4 años. Con el lanzamiento del séptimo álbum de estudio de la banda, “Wasting Light”, el más duro crítico del quinteto de Seattle está empezando a entrar en razón.

“Tocamos en una tienda de discos en Long Beach por el Record Store Day, y era un pequeño local, muy bueno”, dijo Nate Mendel en una entrevista telefónica reciente desde el lluvioso lugar de nacimiento de la banda.
“No es tan abrumador como tocar en un gran almacén en alguna parte, así que pude verlo mirando el espectáculo entero todo el tiempo, y luego a la mañana siguiente estaba en la ducha y le oí cantar “Best of You.” Así que, sí, lo está consiguiendo por ósmosis, asi nada más.”

Al menos la música. A los 7, Noah es un poco joven todavía como para comprender el significado detrás de las letras, pero las poderosas melodías de Dave Grohl y un lleno de rock “Wasting Light” emociona los corazones de los amantes de la música de todas las edades.-

“Estoy muy orgulloso de ello,” dice Mendel sobre el último álbum de Foo. “Y creo que está por encima de todo lo que hemos hecho antes.” Eso es decir algo, ya que cada álbum lanzado bajo la bandera de Foo Fighters ha sido recibido buenas críticas y han tenido éxito comercial que no es nada menos que sensacional. La banda ha estado presente desde 1995, cuando el ex baterista de Nirvana, Grohl, necesitaba un grupo de músicos para que fueran de gira con él, apoyando un álbum que había grabado por sí solo utilizando el nombre de Foo Fighters. Uno de los músicos fue el bajista Nate Mendel, de la banda Sunny Day Real Estate, quien realizó desde entonces el bajo en todos los álbumes de Foo Fighters.

Y a él le gusta que “Wasting Light” represente una “vuelta a lo básico” – tan básico, de hecho, que fue grabado en el garaje de Grohl. Y en cinta analógica, para empezar.

“El último par de álbumes, en particular, (en 2005 el In Your Honor, en 2007 el Echoes, Silence, Patience & Grace) estábamos haciendo un esfuerzo grande para ampliar el sonido de la banda, y eso era un algo muy bueno para hacer y algo que realmente teníamos que hacer porque no se puede seguir haciendo el mismo disco una y otra vez. Si tratamos de replicar ‘The Colour And The Shape’ (1997) cada vez que grabamos un disco, es probable que en este momento no estuviéramos haciendo esto.”

Y así, el doble álbum ‘In Your Honor’ se compone de un disco de hard rock y un disco más tranquilo y acústico. En ‘Echoes, Silence, Patience & Grace’, la banda intentó combinar estados de ánimo más fuertes y más suaves en un solo álbum. Algunas de los canciones eran estrictamente creaciones de estudio que estaban demasiado elaboradas para volver a recrearlas en presentaciones en vivo.

“Fue algo divertido que hacer”, dijo Mendel. “Hemos aprendido las cosas. Y en este disco fue como: ‘OK, vamos a hacerlo de una manera sencilla’. Todo el mundo estaría de acuerdo. Creo que mientras que nuestra banda tenga una variedad de sonidos es bueno experimentar, creo que estamos más fuertes en lo que son canciones de rock, canciones de rock con una especie de dulce o fuerte melodía en las partes máximas. Y este álbum es justamente todo ese tipo de canciones.”

Así, el álbum se pone en marcha con los estallidos de “Bridge Burning” y “Rope”, un zas-zas, uno-dos golpes derehos de la campana, luego toma impulso con los riffs de rock, emocionalmente intenso el tango de “Dear Rosemary”, con un cameo vocal de Bob Mould (Husker Du, Sugar), la voz despedazada, “White Limo” y la inquietante y épica balada poderosa “I should have known”, con el compañero de Nirvana de Grohl, Krist Novoselic llevando el bajo en un crescendo dramático en la canción.
A pesar de todo, gracias a la producción del ex colaborador del Nirvana Nevermind, Butch Vig.

“Y se puede decir que es en lo que somos buenos, lo que hacemos muy bien, y eso es simplemente una especie de lo que somos como una banda”, dice Mendel. “Este es el primer álbum que se pudimos salir a tocar de principio a fin, en vivo.”

Así que ese es el trato que audiencia puede esperar el próximo martes en el Tulsa’s BOK Center. Y puedes apostar que el joven Noah chequeará todo desde los bastidores.

“Me gusta tener a mi hijo tanto como sea posible,” dice el Nate padre. “Se está poniendo lo bastante grande como para poder realmente disfrutarlo, y todo el mundo está trayendo a sus hijos también, y están empezando a verse el uno con el otro, por lo que se está convirtiendo en un gran circo.”

Traducido por Foo Fighters Argentina