FOO FIGHTERS Y UNA TORMENTA DE ROCK EN BRISBANE

Article Lead - wide6662133913nxfkimage.related.articleLeadwide.729x410.13nxcr.png1424830215922.jpg-620x349

Estamos empezando a sospechar que lo que parecía una casualidad, probablemente no lo sea. Cada vez que los Foo tocan, ya sea horas antes o durante el show, lluvias, tornados y terremotos pueden ocurrir con facilidad en el lugar al que vayan. Es tanta la energía que tienen sus shows que evidentemente la naturaleza devuelve (tranquilos, estamos exagerando como buenos fans que somos pero que llueve, truena y tiembla la tierra, pasó y sigue pasando).

Estadísticamente podemos afirmar que si vienen los Foo, efectivamente llueve. No se olviden del 4 de abril de 2012 (tornados históricos sobre Buenos Aires en pleno show de FF en River) o del 18 de enero de este año (horas antes del show, diluvió toda la tarde). En Brasil, las 4 fechas que dieron se vieron envueltas en lluvias, antes o durante el show. Colombia vivió lo mismo. ¿Estará pasando lo mismo en Oceanía? Meteorólogos, acá tienen un nuevo campo de investigación climática: Foo Fighters.

Grandes tormentas sacudieron con fuerza y pegaron fuerte en Brisbane, Australia, la semana pasada. Una de ellas, el Ciclón Marcia (tornado, lluvia, terremoto, ciclón… atentos meteorólogos, esto no es joda) pasó por la ciudad australiana el viernes pasado poniendo en alerta a los residentes y este martes a la noche otra fuerza de la naturaleza, los Foo Fighters, sacudió el centro de la ciudad.

Los Foo comenzaron con la parte australiana del tour de Sonic Highways en el Suncorp Stadium de Brisbane. La banda liderada por Dave Grohl, con dos décadas de vigencia, brindo un setlist lleno de hits para una noche de verano perfecta, incluso cuando la previa del show fue todo un desastre.
De hecho, las severas condiciones climáticas del sábado obligaron a la cancelación de un encuentro por la Copa Mundial de Cricket en el Gabba (Estadio de Brisbane), a unos pocos kilómetros del Suncorp donde tenían que tocar los Foo, el cuál quedó bajo el agua en las inundaciones de enero de 2011. Estadio en el cual, mientras se daba la gran tormenta el pasado domingo, se estaba armando el escenario para el show de este martes, con un sistema de sonido y luces para complementar un espectáculo ante 40 mil personas. Sí… difícil.

Inclusive Grohl y compañía ya habían cancelado a último momento el show sorpresa que iban a dar en Auckland el viernes pasado debido a que la semana pasada, uno de los plomos tuvo un accidente con el transporte que llevaba los equipos lo que causó que se dañasen gravemente.
Si se hubiese caído el estadio de Brisbane a causa de la lluvia, los Foo hubieran tocado sobre el agua porque no había chances de que cancelen otra vez un show.

Setlist del show - Brisbane, Australia (24 de febrero de 2015)

Setlist del show – Brisbane, Australia (24 de febrero de 2015)

Abriendo con una versión modesta de “Something From Nothing”, los Foo se acomodaron en cuanto al sonido en el segundo tema, “The Pretender”, advirtiéndole con su típica arenga desafiante a las 40 mil personas que agotaron las entradas: “Va a ser una larga puta noche. Van a bailar toda la noche. Vamos a tocar hasta que nos echen a la mierda”

No estaba bromeando. La lista de éxitos no faltó: tocaron “Breakout”, “My Hero”, “Learn To Fly”, “Monkey Wrench”, “Times Like These” y “All My Life”. Además, tocaron “Congregation”, “In The Clear” y “Outside” de su nuevo álbum “Sonic Highways”, el cual debutó en el puesto N° 1 de ventas el pasado noviembre (6to álbum de los Foo que debuta en el primer lugar en Australia). Los temas nuevos fueron bien recibidos pero nada supera a los clásicos. El cover de “Let There Be Rock”, pieza clave en la carrera de AC/DC en la época de Bon Scott fue una de las sorpresas de la noche.

El baterista, Taylor Hawkins, dando todo de manera pasional como en cada show de la banda, por momentos emulando a Freddie Mercury con los tan significativos “eeeeeeoooooo”, nunca dejó de sonreír ante las miradas de Grohl. Taylor es el talismán natural de Dave, quien de hecho, lo presentó como la razón para que los Foo estén tocando en estadios.
Grohl tenía una razón extra por la cual celebrar este show.

foofighters_live_brisbane_840

Es que 20 años atrás, el 24 de febrero de 1995, fue el primer show de Foo Fighters en un bar (con anuncios previos). Realmente ha pasado tanto tiempo? Considerando este largo camino y teniendo en cuenta que Foo ha sacado su 8vo disco, los números no mienten.

Hasta Johnny Depp, que está en Australia filmando una nueva película de “Piratas del Caribe”, estuvo en el estadio para esta ocasión especial (y encima con el pañuelo de su personaje en la cabeza).

Johnny Deep con uno de los músicos de la banda telonera local, The Delta Riggs

Johnny Depp con uno de los músicos de la banda telonera local, The Delta Riggs

Los Foo tienen una conexión muy fuerte con el país de los canguros. Grohl contó una anécdota de su día libre cuando la banda tocó en el Big Day Out (o “Big Day Off” –Gran día libre- como le gusta recordar a Dave) y el momento en el que fue detenido por andar en una scooter borracho, situación que lo llevó a pasar la noche en una comisaría de la Gold Coast junto a Taylor, rodeado de fans que fueron detenidos ese día en el festival. Por eso, le dedicó Big Me a los oficiales que lo detuvieron aquella vez.

10997635_847959468599158_6909769931347727029_o

Cuando la emotiva “Everlong” cerró la noche, como lo ha hecho durante todos estos años, el ciclón llamado Foo Fighters ya había demostrado toda su fuerza. Si el clima lo permite, el próximo jueves 26 de febrero la banda se presentará en Sydney en el ANZ Stadium.

Fuente: Billboard Australia
Traducción: Foo Fighters Argentina