FOO FIGHTERS EN GLASTONBURY: UNO DE LOS MEJORES SHOWS DE LA HISTORIA DE LA BANDA

foo glasto 1

Para entender de qué se trata Glastonbury, hay que retroceder un poco. Y como nosotros ya lo hicimos, te invitamos a leer esta nota.

Todos estaban esperando este show. Los fanáticos, los organizadores, la prensa y, sobre todo, la banda.

Simbólico fue el comienzo con Times Like These. Si leyeron la nota que pusimos más arriba, entenderán que Dave se tenía que sacar la espina y para saldar cuentas, lo hizo rápido y al principio.

Cuando los Foo subieron al mítico Pyramid Stage, Grohl empezó a disculparse con el público: “estoy dos años retrasado. Perdón. Había mucho tráfico”, bromeó sobre la cancelación en 2015 debido a la lesión de su tobillo.

Luego, las gracias profundas a Florence + The Machine, no sólo por haber hecho una gran tarea reemplazándolos en 2015, sino por el hermoso cover de Times Like These que hicieron (leer la nota que pusimos arriba). Recordó lo mucho que lloró mientras veía el show por la computadora y para homenajear a Florence, arrancaron el show, precisamente, con Times Like These.

Le siguió una violenta versión de All My Life y luego Learn To Fly, cantada por todo el predio.

Dave Grohl empezó a hablar con la gente. Esos diálogos que lo caracterizan entre tema y tema. “Hace un mes que nos vienen diciendo: ‘ya está, la hicieron en grande, llegaron. Ese escenario es la gloria. Va a ser el mejor show de la banda.’ y la verdad es que pensé que estaban exagerando. Veremos que pasa”

Es que realmente, Glastonbury es especial. Era el festival que le faltaba a Foo Fighters para sellar su mito en el Reino Unido. Sus mejores shows son, generalmente, en Inglaterra. Busquen en YouTube el Reading Festival 2012, o T In The Park 2011, o Hyde Park 2006, o simplemente, Wembley Stadium 2008. Vale la pena aclarar? Habiendo demolido cada uno de esos escenarios, a los Foo les faltaba el más grande de todos los festivales de Europa.

Siguieron “Something From Nothing” donde Grohl dijo que “vamos a tocar cosas de todos nuestros discos, incluso algunas que nunca escucharon antes” y “The Pretender” para dar paso a la clásica introducción de la banda, con varias perlas. Tocaron partes de “Another One Bites the Dust” de Queen, “Cat Scratch Fever” de Ted Nugent y “God Save The Queen” de Sex Pistols.

Pegado a “Cold Day…” (Taylor se la dedicó a Liam Gallagher), vino Congregation. Cuando terminó, Dave arrancó los acordes de “Walk” y le dedicó el tema al cirujano que lo operó del tobillo, James, a quien contó que le pidió en ese momento “podrías hacerme parecer más viejo?”

Y llegó uno de los tantos momentos épicos de la noche. En These Days, Dave hizo alusión a los atentados que ocurrieron en Manchester días atrás (recordemos que Foo Fighters tuvo que cancelar su gira en 2015 por segunda vez, cuando en noviembre hubo un atentado en el show de Eagles Of Death Metal en París) sin mencionarlos, festejando la buena onda de la gente. Buena onda que la gente le devolvió al final del tema cantando “But it’s alright” de manera espontánea y repetidamente. Se lo pudo ver a Dave emocionado casi hasta las lágrimas.

Arrancó My Hero y Dave se la dedicó los organizadores del festival, a Liam, a todo el mundo. La gente cantó al unísono el final del tema.

“Este tema no le gusta a nadie. A ver qué pasa…”, avisó Grohl antes de arrancar Wheels y pudimos ver por primera vez un solo de RAMI en el piano. Nada mal para el (proclamado oficialmente hace unas semanas) 6to miembro de la banda.

En las semanas previas a este show, se especularon un montón de cosas. Dos sobre todas las cosas: quiénes subirían a tocar de invitados y cuántos temas nuevos iban a hacer.

Llegó el momento. Grohl le pidió a Chris que arranque y metieron, para nosotros, el mejor tema de la noche en cuanto a sonido y fuerza: Run. Sonó increíble y fue potente durante todo el tema la energía de la banda. Fue la primera vez que pudimos escuchar el tema en vivo y en buena calidad. El tema es excelente.

Y si de simbolismos hablamos, Dave es el mejor para mandar mensajes subliminales. Pegado a Run, el tema más nuevo de Foo Fighters, vino This is a Call, el primer tema de la banda. 22 años pegados en 8 minutos donde todo parecía lo mismo, lo que muestra la identidad que tienen los Foo. No se oxidan.

Siguió Arlandria y Monkey Wrench, y acá vino la perla de la noche. Para arengar al público, Dave dijo “Esto se está empezando a poner lindo. Hay un tipo totalmente desnudo ahí. Esta canción es para él” y la cámara de la transmisión de la BBC le hizo un plano de lleno al muchacho en pelotas, pasando rápido a otra cámara. Fue impresionante el show de luces del público con sus celulares en el medio del tema. Tengan en cuenta que en el predio había más de 150 mil personas y 100 mil de ellas, viendo a Foo Fighters, según la BBC.

Otro momento épico, sin dudas, el más fuerte de la noche. Best of You. Ya de por sí, cuando pensamos en ese tema en vivo sabemos que va a ser emotivo. Pero lo de la gente en Glastonbury fue impresionante. No sólo que cantaron el clásico “ohhhh ohhhhh” en el medio del tema sino que cuando Grohl se dispuso a terminarlo, la gente lo interrumpió con gritos realmente ensordecedores coreando nuevamente la canción y piciendo a los gritos tres horas más de show. Grohl llegó a pedir (de forma muy graciosa) que lo dejen terminar el tema y que le traigan un Jagemeister porque esto venía para largo.

Siguió Skin and Bones con Grohl haciendo un gran tema nuevo. No, no fue un tema nuevo pero seguramente se hagan memes a lo loco en los próximos días. Como contamos en la nota que pusimos arriba de todo, se habló mucho de las puteadas de Grohl. Es que en Glastonbury, aparentemente los hipsters se encargan de contar cuántas puteadas dice cada artista. El record, tal como contó Grohl hoy, era de Adele; “el otro día me contaban que supuestamente no se puede putear en Glastonbury y que Adele tiene el record de puteadas… 33 creo que son… Ok.” y arrancó a cantar incontables “fuck” en Skin and Bones. “Creo que le acabo de sacar el record a Adele” y a medida que iba puteando decía “uno más ¿Cuántos van?”

Otra de las polémicas se dio en torno a la estricta reglamentación en Glastonbury respecto de la duración de los shows. Recordemos que a los Foo les cortaron los cables hace unas semanas en California por pasarse de hora (a pesar de que les chupó un huevo y siguieron tocando sin sonido) y eso generaba dudas en las autoridades de Glastonbury ya que si Grohl pretendía hacer lo mismo, se podían comer una clausura y una multa millonaria. Tengan en cuenta que la granja donde se hace Glastonbury está pegada a las casas del barrio y muchos vecinos permiten que se haga el festival pero se mantienen firmes en cuanto a la duración. Grohl se dio cuenta nuevamente que la noche se terminaba y se subió a la batería. Volvió a tocar su instrumento madre después de mucho tiempo. Hicieron Under Pressure, la cual tenían pensado hacerla con Roger Taylor y Brian May (sí, nos queremos matar todos) pero por razones ajenas a la banda, ninguno de los dos apareció (si bien Taylor contó que el hijo de Roger estaba dando vueltas por el escenario).

Llegó Everlong y el discurso final de Grohl. “Esta se siente como la mejor noche de Foo Fighters. La verdad que me lo decían y no lo creía. Puede ser que este sea el mejor show. Ustedes han sido tan buenos con nosotros en estos 22 años. Nosotros no estaríamos acá si no fuera por ustedes. No les digo hasta luego. Siempre vamos a volver” (demostrándole al Reino Unido su gratitud por el infinito apoyo a la banda en todos estos años. Son uno de los públicos que más quiere a Foo Fighters y es recíproco).

Fuegos artificiales y final de una noche para el recuerdo. Posiblemente, el show de esta noche haya sido uno de los mejores de la banda, sin dudas. Y ahora sí estamos en condiciones de empezar la manija. No lo hicimos hasta hoy. 2018, llegá pronto.

9e9a707e-046b-4110-8fe4-fbe783ad4fc5
foo glasto 3Glastonbury Festival 2017 - Day 3foo glasto 2

Glastonbury Festival 2017 - Day 2