CRÓNICA DE UNA NOCHE A PURO ROCK NEW ORLEANS

1901228_10154133066885545_1328328866395842554_n

FOO FIGHTERS CIERRA ST. PETER STREET CON SHOW SORPRESA EN EL PRESERVATION HALL.

 

El Preservation Hall, colgó un cartel en la puerta, indicando que esta semana, el lugar iba a estar cerrado para un “evento privado”. Pero cuando la gente se dio cuenta que el evento se trataba de un show sorpresa de Foo Fighters, en cuestión de segundos nos empezamos a dar una idea de que no iba a ser “privado” por mucho tiempo.

El sábado 17 de mayo, los Foo Fighters, una banda de rock que normalmente llena arenas e incluso estadios, coronó varios días de grabación en el Preservation Hall con una fiesta para todo público que obligó a cerrar St. Peter Street (una de las calles emblemáticas de New Orleans).

Los Foo están escribiendo y grabando canciones para su octavo álbum visitando ciudades con ricas tradiciones musicales, incluyendo Chicago, Nashville, Austin, Los Angeles y ahora Nueva Orleans. Dave Grohl, también está dirigiendo una serie de HBO sobre el proceso.

 

La banda alquiló el Preservation Hall (salón-bar emblemático de la ciudad donde han pasado y pasan grandes bandas y músicos de jazz) para armar su base de operaciones en New Orleans, montando un estudio temporal (con grabadoras analógicas, en lugar de digitales) instalado en una improvisada oficina detrás del patio del Salón, comandada por Butch Vig (el famoso productor y cofundador de la banda Garbage). Grohl escribió la letra de la canción elegida para New Orleans después de sumergirse en la ciudad y entrevistar a varios músicos durante días.

 

En los últimos años, el director creativo del Preservation Hall, Ben Jaffe, ha cultivado grandes relaciones con los artistas más reconocidos del mundo del rock. My Morning Jacket, Robert Plant, Tom Waits y The Edge de U2 han pasado tiempo en el Salón. Durante el “Jazz & Heritage Festival” de New Orleans, recientemente finalizado, los Alabama Shakes tocaron en el Hall dando un show sorpresa a la medianoche.

Pero ninguna banda tan popular como Foo Fighters se ha hecho cargo del Salón de la forma en que ellos lo hicieron además de remarcar y dar a conocer la profunda importancia cultural e histórica del lugar de un modo tan perfecto.

 

Los Foo no eran el único acto de la cartelera en la ciudad el sábado. La estrella del country Kenny Chesney brindó un show acústico en el House of Blues durante una recaudación de fondos para la fundación de caridad de Drew Brees. En el Sugar Mill, en el distrito Warehouse, Brad Pitt organizó una gala de recaudación de fondos para la “Make It Right Foundation” con Bruno Mars, Kings of Leon y Chris Rock.

Todos esos eventos, con precios elevadísimos para comprar una entrada, se dieron a conocer con mucha antelación pero los Foo Fighters fueron más humildes y recurrieron al impacto sorpresa para su primera aparición en New Orleans desde el 2012 en el “Jazz Fest”.

 

El sábado, la banda twitteó una foto de Grohl con Charlie Gabriel y Freddie Lonzo (miembros de la Preservation Hall Jazz Band), con un misterioso adelanto: “Así que… NOLA, ¿qué tienen planeado para esta noche?”

Esa pista, y el boca en boca, fueron suficientes para generar en pocas horas una multitud frente al Preservation Hall. Primero coparon las veredas a cada lado de la San Peter Street. Antes de que empiece el show, los autos apenas podían pasar a través de la congestionada arteria y un rato después, minutos previo al inicio del espectáculo la calle fue cerrada debido a la cantidad de gente que había.

 

Justo después de las 9 pm, los miembros de la Preservation Hall Jazz Band marcharon desde el patio a través de la calzada hasta el salón principal, que había sido modificado para la ocasión.

Las luces (tipo las de navidad) fueron colgadas en el techo. Los almohadones y bancos en que los clientes se sientan fueron retirados para hacer espacio para poner los equipos de Foo Fighters y dos kits de batería (uno para Joe Lastie, batero de la Preservation Hall Jazz Band y el otro para el baterista de Foo, Taylor Hawkins).

 

El salón se transformó. Generalmente, los músicos tocan de espaldas a la calle St. Peter. El sábado, los Foo tocaron mirando a la calle, donde la gente los podía ver desde afuera ya que las ventanas y las puertas de estilo francés del lugar estaban abiertas.

Sólo gente invitada de la banda y amigos VIP (Win Butler y Régine Chassagne de Arcade Fire; Anderson Cooper, recogiendo material para su programa “60 Minutes” en el que mostrará un nuevo perfil de Foo Fighters) fue autorizada a entrar al lugar. Tuvieron que acomodarse como pudieron para tener una buena visión de lo que iba a pasar.

 

Grohl, quien se hizo famoso como baterista de Nirvana, y Hawkins se sentaron en el suelo para ver la obra de Joe Lastie, de la Preservation Hall Jazz Band.

Butler y Chassagne, todavía paseando por la ciudad después de su concierto del 4 de mayo en el Jazz Fest, tienen una historia con la banda del Preservation Hall. En el Festival de Coachella del sur de California en abril, los músicos del Salón marcharon y bailaron al ritmo de la música en el show de Arcade Fire fuera del escenario. El sábado, Butler y Chassagne se unieron a ellos para la canción “Iko Iko”.

 

Tras 30 minutos de show de la banda de jazz del lugar, fue el turno de Foo Fighters. Arrancan el show con un bombardeo de himnos de estadio, en un espacio mucho más pequeño, mientras las vallas improvisadas del lugar empezaban a tambalearse.

El show de hora y media se centró en los grandes éxitos de la banda: “Times like these”, “Cold Day in the Sun” cantada por Hawkins; “My Hero “, en la cual al final del tema, Grohl armó una barricada en una de las puertas debido a la presión que hacía la gente en la calle.

 

St. Peter Street estaba atestada de gente. Algunos surfeaban entre la multitud para ver mejor mientras que otros se paraban en el techo de los autos estacionados para conseguir una mejor vista. Un miembro de la banda local The Breton Sound, mirando desde la vereda, cerca de una de las puertas, de repente se acerca para convidarle un cigarrillo a Pat Smear.

 

Después de relajarse un poco con la (relativamente) tranquila “Big Me”, Grohl estaba listo para hacer mierda todo otra vez. “¿Les importa si tocamos un poco más fuerte? Me gusta la música a todo volumen”

Con esa propuesta, ” Learn to Fly ” tomó vuelo, seguida por una furiosa versión de”These Days”, con tres guitarras eléctricas totalmente al palo.

Resa Lambert es la tía de Ben Jaffe y la madre del director y productor del Preservation Hall, Howard Lambert. Trabajó para el Preservation Hall por más de 40 años, manejando la gestión de la banda y recolectando dinero en la puerta.

El sábado, por primera vez en la historia, se tuvo que poner tapones para los oídos cuando estaban tocando los Foo dentro del Preservation Hall, cosa que le impresionó.

 

En un momento dado, Lastie (el baterista de la banda de jazz del lugar) se unió a Foo Fighters. Vestido con su camisa blanca, chaleco negro y corbata, tocó su batería junto a Taylor Hawkins. Nunca había tocado un set de batería tan completo con una banda de rock antes. Le encantó.

Grohl estuvo particularmente amable durante toda la noche. “Esta vez, siento que realmente estamos haciendo algo espectacular”, dijo acerca del proceso de grabación permanente en el que se encuentra la banda. “Nos alojamos aquí durante varios días, así que aprendimos un poco sobre la ciudad. Hemos hecho un montón de amigos.”

 

Dentro de todo lo que fue el show, se tomaron un momento para dejar pasar a los camareros de “Yo Mama”, un bar que está del otro lado de St. Peter Street. Aparentemente, Grohl y compañía fueron varias veces a este bar. “Recomendamos la ‘spiked lemonade’ (que es un trago con alcohol, limón y mucho hielo). Es como un Slurpee (batido tipo frappé) del infierno… el Slurpee del diablo!”.

Respecto de la odisea de grabación a través del país, “hemos estado en un montón de lugares, hemos tocado con mucha gente grandiosa”, dijo Grohl. “Pero esta semana en esta ciudad… ha cambiado nuestra banda para siempre.”

 

Para probar que lo que estaba diciendo era verdad, al final de “This Is A Call” empezó a mirarse con Troy “Trombone Shorty” Andrews, quién estaba observando desde la vereda.

Más temprano, el sábado, Andrews se había presentado en el “Hangout Festival” en Gulf Shores, Alabama y en el evento de caridad de Make It Right de Brad Pitt. Se detuvo junto al Preservation Hall pensando que por lo menos por unos minutos, iba a poder ver algo del show de Foo Fighters antes de irse a su casa a dormir.

Pero Grohl, quién entrevistó a Andrews a principios de semana, tenía otros planes: “Hey Troy, tenés el trombón encima?” preguntó al micrófono Dave.

No. No lo tenía (lo había dejado en su coche). Pero Andrews tomó prestado un trombón del Preservation Hall y se unió a la banda, junto con Jaffe en tuba y Clint Maedgen en el saxo.

Andrews sopló con fuerza para dar un largo solo. Luego, Grohl, Maedgen y Jaffe (director del lugar, quien también toca la tuba) hicieron duelos con sus instrumentos, tocando riffs, mirándose, buscando y encontrando un terreno común para dar con el ambiente adecuado. Grohl finalmente concluyó su solo saltando desde la banqueta del piano. Nada, dijo después, podría ganarle a eso.

 

Una vez finalizado el show, el patio estaba lleno de músicos felices y/o exhaustos, empleados e invitados. Chassagne (de Arcade Fire) se quedó encantada al final del duelo de guitarra con los instrumentos de viento. Howard Lambert (el jefe del lugar) se maravilló pensando en que las paredes del viejo salón se sacudieron bastante. “Va a ser interesante para barrer mañana y ver lo que cayó al suelo.”

Relajado en su batería, Hawkins remarcó lo dicho por Grohl en cuanto a que New Orleans cambió a Foo Fighters “para siempre”. “Tampoco es que vamos a convertirnos en una banda de zydeco (género de jazz)” bromeó.

Dicho esto, “Es posible que hayamos aprendido varias cosas esta semana. Donde quiera que vayamos, el lugar nos cambia. Lo que pasa con este lugar, y Austin , es que hay música en todas partes” dijo.

 

Había incluso más música (y también más volumen) de lo habitual en Preservation Hall.

“Así es como lo hacemos!” exclamó orgulloso Jaffe a Andrews, quien ha actuado en Preservation Hall desde que era niño.

“Nunca había tocado rock aquí antes”, dijo Andrews. “Tenía miedo de que las paredes se vinieran abajo”.

Finalmente, sonrió, exhausto pero eufórico. “Esto fue maravilloso ”

 

 

Fuente: http://www.nola.com/music/index.ssf/2014/05/foo_fighters_shut_down_st_pete.html

Traducción: FooFightersAR