Ellos vienen del espacio – Blender -1995

217860_328886197202460_1541102039_n

Dave Grohl desliza su flaca figura hacia su nuevo “Vette y dispara hacia arriba. Se deja una gran sonrisa mientras el motor suelta un sonidograve y se instala en un rugido constante. El vehículo es una Coupe del 68 color crema-blanco, para ser precisos, con un techo –T, faros delanteros retractiles y un interior de cuero, y no te burles de él al respecto porque ya tiene suficiente mierda desde que compró el “pimp-mobile” unas semanas atrás. “Todo el mundo dice que es o una extensión de pene o un signo de crisis de la mediana edad” dice,” y yo soy demasiado joven para una crisis de mediana edad… “. Tiene 26 años, pero dado el tipo de vida que ha estado llevando últimamente – como baterista de Nirvana monstruoso éxito, y ahora como cantante / guitarrista con su nueva banda, los Foo Fighters-es casi sorprendente que no ha afectado a la masa crítica. Pero mientras Grohl permanece ambivalente acerca de su considerable poder de estrella e incómodo con las boludeces de la fama, no parece que le hayan impedido crear algunos de los himnos de punk más exuberantemente pegadizos de la década.

A pesar de las suposiciones que rodeaban a los Foo Fighters, -que incluyen al guitarrista Pat Smear (anteriormente miembro de The Germs, y músico de Nirvana), el bajista Nate Mendel y el baterista William Goldsmith (ambos de la desaparecida banda Sunny Day Real Estate)- Grohl está decidido a manejarse bajo el acecho de los medios, imponiendo un apagón de prensa casi total .Se trata de una decisión basada en gran medida de su experiencia como parte de la exagerada y analizada banda de rock en la historia reciente “Todo esto sólo me asusta un poco,” reconoce .” Estoy seguro que el motivo que tiene l a mayoría de las personas que va a hacernos entrevistas, es sofocar a alguno de la banda que se haya autodestruido para poder encontrar alguna explicación”.

Sin el beneficio de la promoción o la publicidade pre-lanzamiento, el álbum debut de los Foo Fighters se convirtió en el tema de central la primavera pasada, alimentada en parte por la circulación de los bootlegs en toda la comunidad musical de Seattle. “Me gustaría dar las cintas a todo el mundo”, admite Grohl, “Los muchachos podrían venir y decir [tristemente], ‘Nirvana era mi banda favorita, y yo diría:” Bueno … aquí tienen esto “. Casi dos meses antes de la fecha oficial del lanzamiento del álbum, las estaciones de radio en Los Ángeles y Seattle comenzaron a transmitir las pistas sin terminar. Capitol Records rápidamente emitió una orden de cese, pero no antes de que las líneas telefónicas se enciendan en un frenesí de solicitudes. En última instancia, Grohl se vió obligado a admitir, “Realmente no hay mucho que puedas hacer. Si no queres que nadie venga a tus conciertos, entonces no hagas un disco, no estés en una banda. Mantente en un sótano. ”

Ni siquiera un tour con una de las mayores bandas de rock de la historia, fue suficiente para preparar a Dave para el reto de estar al frente de su propio equipo. “Sentándote a tocar la batería, vos podes agacharte y esconderte, y ellos suenan tan fuerte que realmente no te sentís como si fueras vos,” dice, indirectamente hablando del intenso impulso que generaba el ritmo salvaje de Nirvana. Sobre la gira de los novatos Foo Fighters, en la cual recorrieron los Estados Unidos teloneando a Mike Watt, Dave menciona: “Era tan increíblemente estimulante salir y hacer algo que te asusta, que te da mucho miedo hacerlo. De vez en cuando, a la mitad de un recital, mi estómago daba vueltas y me daba un pequeño ataque de pánico.

Grohl está convencido de que Foo Fighters es un trabajo de equipo. “Mi mayor temor es que esto sea visto como un proyecto en solitario”, dice. . “Es ridículo porque, digo, no tengo el carisma de Bono o Steven Tyler o quien sea, y de ninguna manera quiero ser considerado un “front guy”. Esa es mi peor pesadilla”. Pero lo que alimenta esta pesadilla y el intenso enfoque de los medios sobre Grohl, es el hecho de que el álbum, en realidad fue grabado antes de que el grupo estuviera reunido, es la obra de un virtuoso hombre orquesta -Grohl canta y toca todos los instrumentos-. Él y el co-productor Jones Barrett sacaron la cosa en cinco días de grabación atacando por sorpresa en octubre pasado. A pesar de que la mayoría de los críticos quedaron asombrados por la desconocida habilidad de Grohl para componer canciones, el álbum de Foo Fighters en realidad era solo uno más en una serie de cintas que Dave ha estado haciendo desde la secundaria. En un principio, estaba destinada a ser una salida creativa, una oportunidad “para poder hacer su propia cosa, sin hacer esta gran cosa,” dice. “Nunca me lo tomé tan en serio, hasta que pensé Wow, voy a empezar una banda de rock y voy a ser el tipo que canta y voy hacer bromas entre canción y canción y sonreír para la cámara:” Pero no pasó mucho tiempo para que los peces gordos de la industria olfatearan el demo. “De repente había como cuatro compañías discográficas llamándome, dice Grohl.” Fue una locura “Al final, llegué a un acuerdo de distribución con Capitol, que le dio su propio sello, Roswell Records y el máximo control sobre el material y la mayor parte de las ganancias.

Después de que Smear firmara, Grohl se inclinó en Goldsmith y Mendel justo cuando Sunny Day Real Estate se dió por terminada. Goldsmith, que llama a Grohl “uno de mis bateristas favoritos de todos los tiempos”, dice que tuvo un comienzo difícil. “Yo realmente no me sentía cómodo tocando la batería para Dave, me sentí realmente extraño e insuficiente y esas cosas. Me senté con él y yo estaba como, ‘Esto significa todo para mí, pero yo no siento que tengo lo que necesitas, y él dijo, bueno, si tú lo dejas yo lo dejo. Él fue un apoyo incondicional. Después de unos cuantos tours locales, la banda se unió a Mike Watt en una gira por EE.UU., y tras un descarrilamiento temporal cuando Goldsmith apareció con el codo izquierdo dislocado tras saltar un poste de concreto en un estacionamiento, retomaron el tour nuevamente, pero esta vez encabezando los carteles. Decididos a mantener las cosas bajo llave, los Foo Fighters se apegaron a tocar en pequeñas y medianas instalaciones.

Pasando más como un piloto de muestra en preparación para la gira, Dave parece sorprendido por las exigencias de algunos miembros de la banda. “Es jodidamente ridículo a Pat le gusta Perrier y a mi solo me gusta Coca-Cola y Budweiser en una lata. Soy bastante sencillo para las cosas. Soy terriblemente aburrido.”

Fuera de la estrecha superficie de su casa estilo ranchera en Seattle, mira hacia el bosque siniestro de altos pinos y enciende un cigarrillo. “Yo solía sentarme en la terraza de mi casa a mirar el cielo y rogaba para ver un ovni”, dice. “Pero, ¿quién sabe? La idea de que hay algo más que los 5 mil millones de personas en este planeta es una especie de entretenimiento. ”
“Realmente me alivia que haya algo que permanece lejos de nosotros,” dice intensamente. “Quiero decir, obviamente hay algo que esta sucediendo, ya sea los militares probando sus propias embarcaciones u otras cosas…”

“Estoy seguro que el álbum va a ser examinado y comparado con Nirvana “, Dave suspira con resignación, “y claro, hay algunas similitudes. He aprendido mucho de Kurt sobre escribir canciones: “La influencia del grunge es evidente, los irresistibles ganchos y las feroces guitarras, que caracterizan “I’ll stick around”, pero en Nirvana generalmente trabajaba en la formula, la forma de componer de Grohl es notablemente compleja y variado en el tono, que van desde la nostálgica “Exhausted” hasta la patea traseros de salón For all the cows. Y Dave está bastante seguro de que su voz es insuficiente para estar al alcance de la descarada marca registrada de Cobain. Incluso en un grito silencioso de frustración como en Alone+Easy Target, Grohl deja caer una cucharada colmada de azúcar en la mezcla, cantando con una sinceridad conciliadora bajo el quiebre de las guitarras.

“Todos nosotros venimos de tener experiencias disfuncionales en nuestras bandas”, explica Grohl. Esta vez sin embargo, las cálidas coincidencias parecen haber encajado”. Y uno puede sentir la conexión entre ellos en el trabajo, cuando Grohl pregunta sobre el estado del “ala rota de Will” y hace hincapié en la responsabilidad de la banda de “atenderlo para que vuelva a estar en forma”. O cuando Pat empieza a masajear el hombro de Dave. O cuando Goldsmith estira su “brazo bueno” para abrazar a Nate o dirige un gran beso húmedo hacia la cara de Pat. “La principal preocupación es el hecho de que estamos haciendo esto juntos y que nos preocupamos por los demás”, dice Goldsmith.

Si hay un dejo de sarcasmo allí, sólo está diseñado para ocultar el hecho de que realmente eso significa. “Todo el mundo es muy honesto y abierto y afectuoso y de mucho apoyo. Es, como, el concierto perfecto.”

Palabras: Aaron Gell
Traduccion: Gise Solis para Foo Fighters Argentina