El Tao de Foo – Time Out – 1995

293783_324512034306543_239138546_n

Dave Grohl encuentra su propio rincón de Nirvana con su divertida banda los Foo Fighters.

“No vamos a convertirnos en Devo y empezar a subir al escenario en pequeños trajes espaciales plateados. Toda esta cosa ficticia se esta convirtiendo en DEMASIADO.”

Leeds, England: En el vestuario del Town and County Club, los Foo Fighters, Dave Grohl y William Goldsmith rien tontamente a través del monitor de una cámara de video. En la pequeña pantalla hay una parpadeante imagen de Grohl, tomada sobre el escenario en el intermedio del set la noche anterior. Su pelo esta estampado a través de su rostro, su cabeza inclinada sobre su guitarra. El desliza sus dedos arriba y abajo del mástil de dicho instrumento, tocando la lenta intro de “For all the cows”. Da un paso hacia adelante, preparándose para comenzar la parte vocal, con el rostro abatido, da una imagen de seria concentración. Y luego…la rompen! El se dirige a dar un manotazo al micrófono. Tiny filmó a Dave retroceder del micro, frotándose la frente. Grande, extenso como la vida, Dave se derrumba en la histeria. “Eso” le chasquea al contrario taciturno de Goldsmith “fue jodidamente gracioso”.
Grohl ha estado tocando la guitarra desde que tenía 10 años. Pero esa no es la parte más difícil. “La parte más difícil es cantar. Y”, dice con toda sinceridad, “vencer la sensación de que me debo estar viendo estúpido.”
Es seguro decir, que no se ha visto a sí mismo como un cantante carismático. Cualesquiera que sean sus limitaciones como vocalista, Dave Grohl lo está haciendo bastante bien.
El afilado, single melódico de los Foo Fighters “This is a call” ha llevado a la banda dentro del Top 20 en ambos lados del Atlántico. Ahora se encuentran en el medio de un calendario programadamente ajustado. Pero un año y medio atrás, tras el suicidio del líder de Nirvana, Kurt Cobain, hizo que Grohl ni siquiera supiera si volvería a tocar música otra vez. Tras la confusión provocada por la muerte de su amigo y el líder de su banda, Grohl decidió comenzar nuevamente, por el simple hecho de no tener nada más que hacer. Él ha tocado en bandas desde que tenía 17; fue su trabajo en la batería para Scream el que lo llevó a su temporada con Nirvana.

“He hecho esto durante tanto tiempo, que es como un mal hábito”, explica. “Si hubiera ido y abierto una tienda en la esquina y me hubiera sentado tras un mostrador todo el día, solo hubiese escrito canciones en mi cabeza. Si hubiera dejado de tocar música, honestamente no se que hubiese podido hacer. No puedo imaginar encontrar algo mas divertido que esto”.
Señala con un gesto en torno a sus habitaciones reservadas para la noche: la habitación vacía, la habitación con luces de neón alumbrando severamente las desgastadas paredes blancas, la mesa de apariencia astillada; el tazón a medio llenar con frutos secos; la chaqueta en la que se encuentra sentado porque no hay suficientes sillas. “Ésto”, dice él, “el ser capaz de hacer esto, es un lujo”. No es mi idea de una “VIDA “, sino que es una “especie de vida”.
Después del trauma de la muerte de Cobain, y la dura experiencia que condujo a que el bienestar en la banda de rock más exitosa, tocando ante 12.000 personas cuando todo lo que ellos querían, era estar en clubes de punk , Grohl ha vuelto a lo que él ama. No habrá más que un par de centenares de personas en el show de esta noche, y el ambiente es relajado, el backstage desestructurado. Divertido, incluso.

El único problema que tiene Grohl es con la persistencia de la gente, aunque comprensible, sobre el interés en los últimos días de Nirvana y sus sentimientos acerca de Cobain. Es la única cosa de la que no quiere hablar. “Hablo de ello con mi familia. Hablo de ello con mis amigos. Pero no es asunto de nadie más. Tocar en una banda de rock es como ser parte de un circo, y todo se trata de lucir bien y que suene bien y diciendo las cosas correctas. Yo quiero ser la única persona que dice: “Andate a la mierda, yo no quiero hablar de eso.” Me niego a desnudar mi alma con alguien acerca de algo que es tan importante para mí. Lo juro por Dios, hasta que el día que me muera, si puedo tener una cosa para mí, va a ser eso. No es asunto de nadie. Yo no haría eso. La gente debería tener un poco de respeto hacia mí. Si me encuentro con alguien y sé que alguien muy cercano a ellos ha muerto, yo no voy a preguntar acerca de eso cinco minutos después de habernos reunido. Y luego ir a decirle a todo el mundo. Eso es jodido! Es de mala educación! Y sucede todos los días. ”

Hace una pausa, y permite calmar la ira.

“Bueno, lo que sea … no me hagas hablar. Un poco de respeto para la situación. Tu no …tu no llegarás a mi corazón sangrante”.

A pesar de su éxito comercial y crítico, Foo Fighters no estaban destinados a ser una banda en absoluto. Grohl escribió y tocó todo en el LP. Ha estado escribiendo y grabando su propio material desde 1990, cuando se decidió y se dirigió un estudio “eight-track” de un amigo y puso algunas de sus canciones en cassette como un experimento. Después de unirse a Nirvana, llevaba consigo la fabricación de cintas durante las pausas en el más frenético calendario de la banda y el lanzamiento del cassette salió bajo el alter ego “Late!” en Simple Machines Records (PO Box 10290, Arlington, VA 22210) hace unos años . Cuando pensó por primera vez sobre Foo Fighters, la idea era editar sólo 2.000 álbumes, como un lanzamiento vinyl-only anónimo.
“Yo quería llamarlo Foo Fighters para que sonara como una banda y todos digan, ‘Wow, ¿quién es esta banda de Seattle? Nunca he visto una foto de ellos. Nunca he oído hablar de ellos.” ”

El colapso del grupo de Seattle, Sunny Day Real Statehizo que el baterista William Goldsmith y el bajista Nate Mendel estén disponibles para trabajar con Grohl. A continuación, el ex-Germs y guitarrista adicional de Nirvana, Pat Smear fue agregado a la formación. Así que después de completar el álbum debut (grabado por un solo hombre), había una banda de cuatro piezas tocando y escribiendo nuevo material. Y su identidad se encontraba, al parecer, ya en su lugar.
Cuando era niño, Dave Grohl se sentaba en el jardín de sus padres en los suburbios de Virginia, mirando hacia el cielo. El contemplaba el cielo, esperando, imaginando lo maravilloso que sería si los extraterrestres aterrizaran en el patio delantero y se lo llevaron hacia el espacio. Nunca lo hicieron. En estos días, a Grohl de 26 años de edad, todavía le gustaría ser secuestrado, “Sólo porque soy curioso.” Hasta la fecha, sin embargo, él nunca ha visto un OVNI. Y ahora está empezando a arrepentirse de todo el enfoque extraterrestre puesto en Foo Fighters. La gente ha comenzado a tener una idea equivocada. ¿Y quién puede culparlos? La banda lleva el nombre de la jerga utilizada por pilotos de la Segunda Guerra Mundial para denominar a los ovnis. Hay platillos voladores en la portada de This Is A Call. Hay una pistola de rayos Buck Rogers en la portada del álbum. Y la firma de la banda lleva el nombre de Roswell después de que Nuevo México, sea la ciudad donde una nave espacial extraterrestre se estrelló supuestamente en el año 1947. Puedes ser perdonado por pensar que los Foo Fighters son todos fanáticos de los ovnis. No es así?

“Claro”, dice Grohl de manera razonable, “creo que no podría ser otra cosa que el pequeño planeta Tierra con todas las pequeñas personas del planeta Tierra. ¿Por qué no? ¿No te fastidiaría si descubrieras que era solo nosotros? Es agradable imaginar otra cosa. Pero los ovnis no tienen nada que ver con la banda en absoluto. Ni Smear, ni Mendel está interesado en ellos. No vamos a convertirnos en Devo y empezar a subir al escenario en pequeños trajes espaciales plateados. Me refiero a que, es un pasatiempo agradable y es entretenido. Pero por amor de Dios-que empezó a preocuparme después de un tiempo!!. Toda esta cosa ficticia se esta convirtiendo en DEMASIADO. Tal vez ya sea demasiado tarde.
Recientemente, han estado hablando sobre hacer otro video. Todo el trato que han recibido hasta ahora comienza con, “(Plano de apertura): La banda está plagada de los restos de una nave espacial estrellada ….”
Esta noche el show de los Foo Fighter fue grandioso. Es una mezcla de un poderoso aullido catártico marcado por los comentarios hilarantes de Grohl a la audiencia: “Gracias por venir”, “Buenas noches”, que termina con algunos consejos acerca de ir a casa a tomar un baño caliente y agradable. Eso es lo que su mamá siempre le decía que tenía que hacer después de un concierto. “Hola”, dice en un momento dado, “no sé qué decir aquí. Yo sólo lo estoy haciendo.” Se ve atractivamente vulnerable allá arriba en el centro del escenario.

Más temprano, sentado en el suelo del vestuario sucio, él tenía en cuenta sus problemas con el paso de ser baterista, a ser el líder. Tal vez, a pesar de su pasado en la banda de rock más grande del mundo, a pesar de tocar en todos los lugares con capacidad para 12.000 personas, a pesar de los años de fama internacional… a lo mejor solo estás un poco avergonzado con respecto a salir de detrás de tu batería y mantenerte delante de todas aquellas personas?

“A la mierda ¡sí!”, dice. “¿Quién no lo estaría?”

Words:Adam Higginbotham
Traduccion: Gise para Foo Fighters Argentina